Plazatio

Terminal de cruceros de Bilbao

Bilbao . Vizcaya . España

Detalles del proyecto

Tipo: obra nueva
Superficie construida (m2): 1.482

Puerto de Bilbao
Bilbao

ver mapa

Info

Durante varios años, se debate sobre la necesidad de convocar un Concurso Internacional para una Terminal de Cruceros en el Puerto de Bilbao. Debido a la urgencia de plazos y a las necesidades de la autoridad Portuaria, ante la inminente llegada de los primeros barcos, plantea un concurso para una Terminal provisional, que se pueda mover y reutilizar en un futuro, cuando el concurso definitivo sea convocado. Debido a la coyuntura económica y a otra serie de circunstancias, la Nueva Terminal, que nace como provisional, se antoja como definitiva. La Autoridad Portuaria de Bilbao, convoca un Concurso de Ideas a finales de 2009, para definir el proyecto ganador. Una ciudad portuaria, con una memoria metálica, de astilleros navales, grúas, terrenos postindustriales, el puente colgante de Portugalete… El emplazamiento será frente al Puerto deportivo de Getxo, junto al mar y en la entrada de la Ría de Bilbao. Como si de una escultura se tratara partimos de un prisma ortogonal metálico, que se va erosionando por la continua y cercana presencia del Mar Cantábrico. Éste hecho se plasma en un edificio que se abre hacia el mar, con una gran fachada de vidrio, que se va quebrando y retranqueando. Al sur, hacia la ciudad, el edificio es mucho menos permeable, enmarcando y cerrando el espacio-plaza de llegada al edificio, captando la luz del norte, que entra a través de grandes lucernarios. A partir de ahí el proyecto se va confeccionando y estructurando en una serie de contenedores de diferentes volúmenes y longitud. La nueva Terminal de Cruceros se desarrolla en una única planta, aunque en sección una serie de quiebros dan lugar a grandes lucernarios que captan la luz del norte. Tomando como referencia la obra de los escultores vascos de mayor renombre internacional [Chillida, Oteiza] jugamos con la idea de lleno y vacío, introduciendo el programa de la Terminal en alguno de los contenedores, manteniendo el vacío de los otros. Espacios donde esperar la llegada del barco, diferentes espacios, para diferentes formas de esperar [esperando barcos]. Esperar: Permanecer en un sitio donde se cree que ha de ir alguna persona o ha de ocurrir algo. Exteriormente ordenamos el espacio de llegada, el gran aparcamiento, donde unas líneas de luz, iluminan el mismo, dotándolo de referencia, desde la ciudad en el final de la ría. Debido a la necesidad de tener el edificio funcionando en un periodo extremadamente corto de tiempo El primer crucero llegaba a los 6 meses de ganar el concurso] se optó por una construcción industrializada que permite el crecimiento o decrecimiento de la Terminal, dependiendo de las necesidades futuras del Puerto de Bilbao. El edificio fue parcialmente ensamblado en la factoría que el Grupo Imasa tiene en Asturias y transportado por carretera hasta Bilbao, donde se ensambló el edificio y se dieron los últimos remates en obra. El sistema estructural funciona por módulos de cuatro metros de ancho en acero laminado, fabricados en taller y ensamblados en obra. De esta forma se obtiene un tiempo de ejecución muy corto y una optimización del trabajo muy alta, ya que las condiciones en taller no dependen de factores climáticos, etc. Se planteó un cerramiento de fachada mediante paneles de lana de roca [Agnios] de 80 mm de espesor, lacados en negro [Hairultra 35 color GRAPHIT 4702], formados por doble chapa de acero [de 0,5 mm la interior y de 0,7 mm de espesor la exterior]. Los paneles están colocados en vertical, en módulos de 900mm de ancho, fijados a rastrelado de chapa galvanizada. Éstos presentan un mínimo relieve continuo que hace que el edificio cambia de color a lo largo del día. Se utilizó tabiquería de placas de yeso laminado 13N-13N / 70 / 13N-13N, formado por doble placa 13N a cada lado de la perfilería de acero de 70 mm. Con montantes cada 400mm y acabado lucido para pintar y/o alicatar. El aislamiento interior de lana de roca es de e=40 mm y d=30 kg/m3. La estructura de cubierta de los módulos está fabricada con perfiles IPE-160 de acero laminado, y transversalmente, a intervalos de 600 mm a 1200 mm aproximadamente, se disponen correas de chapa de acero galvanizado de 2 mm de espesor. La cubierta tiene gran presencia desde la ciudad y desde la cubierta de los propios barcos que llegan a la terminal, por lo cual su aspecto se ha tenido muy en cuenta, convirtiéndose prácticamente en una quinta fachada del edificio. Se planteó como un espacio transitable en un futuro si fuera necesario. La gestión y desarrollo del proyecto fue muy compleja, debido a los cortos periodos de ejecución y a los cambios constantes en el programa. Un interesante ejercicio, condicionado en muchas ocasiones a la obligación de trabajar materiales en stock o con acabados estándar. Un edificio en constante crecimiento, evolución y ajuste, debido a las necesidades de nuestro cliente [Autoridad Portuaria], del cliente de nuestro cliente [empresa que gestiona los cruceros] y de los incidentes habituales en cualquier edificio en construcción, plazos de entrega, etc... En relación al proyecto del concurso, se produjeron varios cambios sustanciales: - La demanda por parte de la Autoridad Portuaria de un finger específico para maletas, que no estaba contemplado en el concurso y que es el elemento que aparece en un lateral del proyecto y que de alguna manera cierra el espacio de llegada a la Terminal, convirtiendo el aparcamiento en una plaza más controlada y protegida. - La desaparición de las vidrieras de color en la fachada norte, donde la terminal se abre al mar. Se tuvo que simplificar el trabajo de carpinterías y color, debido a los plazos tan exageradamente cortos, que impedían la posibilidad de la llegada de ciertos productos y acabados que se salieran de los que muchos fabricantes no tenían en stock. - La duda constante en relación al color del edificio y nuestra lucha por verlo siempre en blanco y negro [blanco o negro]. El concurso fue ganado con un edificio negro. Un color asociado a la industria naval, a la memoria industrial del lugar, a los grande escultores vascos, Oteiza, Chillida, al cercano Puente Colgante de Portugalete. Diversas reuniones con la Autoridad Portuaria, cuestionaron la idoneidad de dicho acabado y el edificio por momentos se volvió blanco, para acabar finalmente siendo negro, tal y como habíamos concebido. Convenciendo al cliente de lo adecuado de dicho color, cuya idea partía de los cascos de los grandes cruceros que atracarían en el Puerto. El blanco surgió como opuesto al negro y como uno de los colores tradicionalmente asociados a la industria naval. Normalmente el caso de los barcos suele ser negro, mientras que la cubierta suele ser blanca, al igual que los clubs náuticos, etc... En estos extremos en blanco y negro, nos movimos durante algunas semanas. Lo curioso de esta vivencia en blanco y negro, es que se produjo un retraso en la entrega del panel de lana de roca con el que cerrábamos el edificio. Para no detener el trabajo interior del edificio, se colocó un panel provisional, mientras llegaba el definitivo. Dicho panel, curiosamente era blanco… Así el edificio, fue cambiando de piel, como si de pruebas de color no intencionadas se trataran, hasta que el panel definitivo llegó a buen puerto y pudimos cerrar las fachadas del mismo. AMPLIACIÓN [Rojo - Gorria] A los pocos meses de ser inaugurada la Terminal, la Autoridad Portuaria, nos llama debido a que el tráfico de cruceros va a aumentar sensiblemente, con barcos mucho más grandes y necesitan una ampliación de la Terminal. Se nos plantea la necesidad de que el edificio crezca en unos 500 m2, destinados principalmente a sala de espera. Gracias a la modulación y a la trama que ordena el proyecto, resulta relativamente fácil la inserción de nuevos módulos, en la zona norte del edificio, hacia el mar, donde en la etapa de concurso habíamos planteado una terraza exterior y que de alguna manera, ya anticipaba la opción de esa ampliación. Otra de las ideas de esta nueva intervención, es que debe ser patente que se trata de un nuevo proyecto, de una ampliación, de un crecimiento del edificio por necesidades del cliente. Planteamos un cerramiento en rojo, un color visible y llamativo, asociado a la ciudad de Bilbao y que destacaría sobre el fondo negro, cuando se atraque en el Puerto. Utilizamos pues un panel de lana de roca con dicho acabado y una forma de construcción exactamente igual que la empleada en la primera fase de ejecución.

1 arquitectos seguidores

publicado el 17/01/2014

Comentarios (0)

Proyecto promovido por:
CTAA . Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante

 

Colegios asociados a Plazatio

Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana

Empresas colaboradoras de Plazatio

Revestech . Geomembranas de Alta Tecnología Actiu MAPEI Globalfinanz Universidad de Alicante Schlüter-Systems Rockwool Mecanoviga Grespania Cosentino_pzt BpmLighting_pzt Finsa_pzt Uretek_pzt Sanigrif Velux Alucobond Technal Grafetech Ideatec logo finstral HFDiseño Persax Daikin Porcelanosa Grupo Puma Campaña LafargeHolcim Logo Parex Campaña Ferri Sido Madera Campaña Menard 2016 Kerakoll Laterlite Sika Montes Tallón Strongforms Alumed Murprotec Fiberlight Campaña 2017 Sabadell Campaña 2017 Gibeller Campaña 2017 HNA Marpafont EnergyPanel Grupo Valero EcoCero Campaña Knauf Emac Logo siber Campaña Canon Campaña 2018 Valentín Sánchez Campaña 2018 Sofise Escandella Campaña ITT 2018 Campaña 2018 Hispalyt Albergrass Campaña Mercedes Campaña Procolor Campaña MarmolSpain Campaña Gasbeton Campaña TDS Campaña Würth campaña Newker 2019

Ver vídeo de Youtube
add
Top