Plazatio

Parque de Bomberos de Valls

Tarragona . Tarragona . España

Detalles del proyecto

Tipo: Edificación, obra nueva
Superficie construida (m2): 1

C/ FUSTERS 51, VALLS
Tarragona

ver mapa

Info

El nuevo parque de bomberos se sitúa en un solar prácticamente llano en el polígono industrial Palau de Reig, en Valls. Se pretende generar un edificio compacto e introvertido, diseñado como un objeto aislado. Se crea un volumen rectangular, alineado con la calle Fusters. La mitad del volumen está ocupado por las cocheras y servicios asociados, con helipuerto en la cubierta, y en la otra mitad se sitúan las dependencias del parque. El edificio tiene doble altura en la parte de las cocheras, planta baja y planta primera en la parte central del edificio y planta baja en el extremo sur. Para que el edificio se entienda como un único volumen, la diferencia de alturas se resuelve con un pliegue de la cubierta unitaria de hormigón. En la zona de dependencias, el programa de usos se distribuye siguiendo un esquema de edificio-patio, donde la pieza central es el gimnasio. Los espacios más públicos, sala de control, despacho del jefe del parque y la sala polivalente, se sitúan en la planta baja, próximos al acceso, y se abren a la fachada principal que da a la calle. La sala-comedor y la cocina se sitúan en el extremo del edificio, abiertos a sur, donde se dispone un espacio exterior pavimentado bajo un porche y árboles de hoja caduca. Los vestuarios y los servicios, la parte más privada del parque, se sitúan en la fachada posterior. En la planta primera se encuentran los dormitorios, situados alrededor de la doble altura del gimnasio y con vistas a la planta baja. En la zona de distribución de los dormitorios, se disponen las taquillas, un bloque de servicios y la salida a la cubierta para mantenimiento. El gimnasio es una caja de cristal con muros de hormigón situada en el centro del edificio, con doble altura e iluminación a través de la primera planta. Esta posición central del gimnasio define a su alrededor el pasillo más público de la zona de entrada, el más privado de los vestuarios, los accesos a cocina, sala-comedor y salida al patio posterior, y el núcleo de escaleras y servicios. El espacio de las cocheras tiene doble altura y se abre a la calle y al patio posterior, facilitando el acceso de los camiones de bomberos des de la calle y el paso de éstos hasta el patio de maniobras posterior. El programa de espacios relacionados con las cocheras está formado por un almacén de equipos de intervención, limpieza y secado, y el taller mecánico e instalaciones, que se sitúan en el extremo de las cocheras, distribuidos en dos plantas. CUBIERTA La cubierta se convierte en el elemento más importante en la imagen del edificio. Se desarrolla en dos niveles e incorpora un pliegue de una planta de altura que se convierte en la fachada por la cual se ilumina el gimnasio. Para potenciar la imagen compacta del volumen, la cubierta sobresale creando un voladizo de hormigón en todo el perímetro del edificio. En el nivel superior es donde se ubica el helipuerto, con acceso desde el patio de maniobras a través de un núcleo de comunicación vertical, adosado a la fachada posterior, formado por escalera y montacargas para uso privativo de los bomberos. Esta parte de la cubierta tiene una zona acabada con pavimento flotante, cubierta de hormigón con lámina antivibratoria tipo Acustilástic-N, en la zona del helipuerto, y cubierta invertida en el resto. En las fachadas este y oeste, se crea un voladizo de 2m que tiene la función de área de protección del helipuerto. Está formado por perfiles metálicos y el pavimento es de religa metálica, capaz de soportar 3 TN en el extremo. El nivel inferior de la cubierta, encima de la zona de cocina y comedor, la cubierta es invertida y sobre ella se alojan los aparatos de recuperación de calor. FACHADAS Las fachadas, sobretodo la principal, tienen la misión de conseguir la comprensión del edificio como un volumen continuo, a pesar de que los usos que se esconden detrás sean muy diferentes: uso doméstico en las dependencias y uso industrial en las cocheras. Con este fin, se trabaja solamente con dos materiales: chapa metálica ondulada y paneles sándwich de color rojo. La chapa ondulada, lacada en RAL9006, resigue el canto inferior de la cubierta en toda su longitud. Esta franja de chapa contiene todas las ventanas del edificio de las dependencias, moduladas cada 1m de distancia. Estas ventanas disponen de lamas horizontales de aluminio del mismo color que la chapa ondulada, que actúan como protección solar, y a su vez dan continuidad a la franja metálica. El panel sándwich, lacado en color RAL2002, se utiliza en los zócalos así como en la zona de la entrada y es el material de las puertas de las cocheras. ESTRUCTURA En la zona de las dependencias, el edificio se resuelve con estructura de hormigón armado formada por pilares realizados in situ y forjados reticulares. En las cocheras, la estructura está formada por pilares, jácenas de 1,9m de altura que salvan una luz de 20m. y placas alveolares de 5m. Estas jácenas disponen de agujeros de 40cm de diámetro en su parte central para facilitar el paso de instalaciones. INSTALACIONES El edificio dispone de un sistema de climatización/ventilación integrado geotérmico. Se trata de un sistema geotérmico de baja entalpía. Se dispone de una bomba de calor en el interior del edificio para la producción simultánea de frío y de calor. El aprovechamiento de la energía geotérmica se produce a través de la disipación de energía en el subsuelo. Se dispone de un disipador enterrado formado por 10 pozos de 100 m. de profundidad cada uno, subdivididos en circuitos para un mejor control y mantenimiento y centralizados en una arqueta registrable ubicada en la zona del disipador. Se trata de aprovechar la energía del subsuelo dada la estabilidad de su temperatura. En el ciclo de invierno, cuando se requiere de calefacción en el interior del edificio, se requiere disipar el frío por la bomba de calor al terreno. En el ciclo de verano, el proceso se invierte, y para refrescar los locales interiores del edificio, se requiere disipar calor. En éste caso, se aprovecha el calor residual para, de manera gratuita, calentar agua caliente sanitaria. El excedente de calor no aprovechable se cede al terreno a través del disipador a un coste muy bajo. El sistema dispone de un depósito de inercia para frío y otro para calor, con lo que siempre se tiene una disponibilidad inmediata de energía y la bomba de calor puede racionalizar su funcionamiento, controlando sus ciclos de arrancadas. Las bombas de calor geotérmicas, disponen de un COP, (coeficiente de eficiencia energética de calefacción), muy elevado en relación a otros sistemas como las máquinas aire/aire o aire/agua. En consecuencia, se trabaja con un rendimiento muy elevado (relación kW eléctrico de consumo / kW calor-frío producido), con el consiguiente ahorro económico. Las ventajas principales del sistema son: • Alta temperatura del acumulador de ACS, con el compresor trabajando a baja presión. • Menor consumo de energía eléctrica. • Mayor COP. • Mayor vida útil del compresor. • Menores requerimientos de espacio de la bomba de calor. • Unidad principal de producción muy silenciosa. Se trata, en consecuencia, de un sistema de climatización ecológico y confortable, que reduce las emisiones de CO2, logrando ahorros de hasta el 60 % en relación a sistemas más convencionales como las bombas de calor aire-aire eléctricas. Con independencia del sistema comentado, el edificio dispone de 2 climatizadores de aire primario, para el tratamiento del aire de ventilación requerido por los locales. Éstos climatizadores incorporan recuperadores de calor para mejorar su rendimiento y, en consecuencia, ahorrar energía eléctrica. Se trata de aprovechar la energía del aire de ventilación antes de la extracción. Previa a su expulsión a la atmósfera, se recupera su energía y se cede al aire de renovación mediante un intercambiador estático. Estos elementos quedan integrados en los propios climatizadores, situados en la cubierta del edificio. Las unidades de tratamiento interiores (UTAS) reciben el aire de los climatizadores de aire primario para integrar el sistema de ventilación con el de climatización. En determinados espacios, el edificio dispone de suelo radiante para calefacción para mejorar su habitabilidad.

publicado el 26/09/2014

Comentarios (0)

Proyecto promovido por:
CTAA . Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante

 

Colegios asociados a Plazatio

Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias Colegio Oficial de Arquitectos de Murcia Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana

Empresas colaboradoras de Plazatio

Revestech . Geomembranas de Alta Tecnología Actiu MAPEI Globalfinanz Universidad de Alicante Schlüter-Systems Rockwool Mecanoviga Grespania Cosentino_pzt BpmLighting_pzt Finsa_pzt Uretek_pzt Sanigrif Velux Alucobond Technal Grafetech Ideatec logo finstral HFDiseño Persax Daikin Porcelanosa Grupo Puma Campaña LafargeHolcim Logo Parex Campaña Ferri Sido Madera Campaña Menard 2016 Kerakoll Laterlite Sika Montes Tallón Strongforms Alumed Murprotec Fiberlight Campaña 2017 Sabadell Campaña 2017 Gibeller Campaña 2017 HNA Marpafont EnergyPanel Grupo Valero EcoCero Campaña Knauf Emac Logo siber Campaña Canon Campaña 2018 Valentín Sánchez Campaña 2018 Sofise Escandella Campaña ITT 2018 Campaña 2018 Hispalyt Albergrass Campaña Mercedes Campaña Procolor Campaña MarmolSpain Campaña Gasbeton Campaña TDS Campaña Würth campaña Newker 2019

Ver vídeo de Youtube
add
Top